Existen cuatro factores que han sido reconocidos como los principales determinantes que crean y mantienen la coexistencia entre especies leñosas y gramíneas perennes: agua, nutrientes, herbivoría y fuego.

El mal manejo del pastoreo, basado en el pastoreo continuo y el empleo de alta carga animal, produce importantes cambios en la composición vegetal de los pastizales naturales. Sin duda alguna, uno de los cambios más importantes que provoca tal modo de aprovechamiento, lo constituye el reemplazo de valiosas gramíneas forrajeras perennes por especies leñosas. Una vez establecidas las especies leñosas, pueden tener efectos positivos y/o negativos sobre el crecimiento, producción y calidad de las gramíneas forrajeras perennes.

Las especies leñosas pueden influir sobre la producción, la fenología y la distribución de biomasa de las especies herbáceas. En ocasiones la producción y calidad forrajera de las especies herbáceas bajo la canopia de las especies leñosas puede aumentar. Dicho aumento puede deberse a la mayor disponibilidad de nutrientes, a la reducción de la evapotranspiración y a la mayor disponibilidad de agua que puede existir debajo de la canopia de las especies leñosas.

Por lo tanto las prácticas de manejo del pastoreo en pastizales naturales deberían tener en cuenta todas estas interacciones con el objetivo de lograr mejoras en la producción ganadera, que además permitan mantener la estabilidad y sustentabilidad de estos sistemas.

Ing. Agr. Francisco BLAZQUEZ
Becario CONICET

 

Volver