Poco se conoce de la ecología y biología de la especie, pero al igual que la mayoría de las tarántulas, Grammostolavachoni presenta un ciclo de vida lento y longevo.Los machos en general tardan entre 7 a 8 años en alcanzar la madurez sexual y de 9 a 10 años las hembras, llegando a vivir hasta 30 años. Se sabe, que durante el período reproductivo, que abarca la primavera, los machos se mueven en busca de hembras atravesando pastizales y rutas.

Las hembras permanecen en las cuevas durante todo su ciclo de vida y producen un saco de huevos por año. Estas características biológicas promueven el aislamiento geográfico a través de la fragmentación en espacio y tiempo, lo que resulta en poblaciones con distribuciones geográficas reducidas. Las poblaciones registradas se distribuyen desde el oeste del país (La Rioja, Santiago del Estero, San Luis, Córdoba y Mendoza) hacia el este en las provincias de La Pampa, Río Negro, Chubut y Buenos Aires. Parecería deamplia distribución, sin embargo el área real de ocupación es de unos 2000 km2, ya que ocupa solamente áreas montañosas o serranas a unos 500-1500 m.s.n.m. En nuestra provincia Grammostolavachoni habita en las Sierras Australes o de Ventania y en las Sierras Septentrionales o de Tandilia. Dichas sierras se caracterizan por su gran diversidad de especies y su alto número de endemismos. Además albergan los últimos relictos de pastizal de la provincia de Buenos Aires. Sin embargo, estos ambientes se encuentran sometidos a diferentes disturbios como urbanización, agricultura y ganadería.

Grammostolavachoni ha sido recientemente categorizada e incluida en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) bajo el estado de vulnerable. Entre las amenazas que sufre, se destacan la pérdida y fragmentación de su hábitat y la captura de ejemplares para el mercado internacional como mascotas. Con respecto al mascotismo, algunas especies del género Grammostola se han vuelto populares en varios países, por ejemplo, en Uruguay, más de 600 individuos y 50 sacos de huevos de Grammostolaanthracina fueron confiscados por el tráfico ilegal en el 2007.

El aislamiento y el tamaño limitado de la mayoría de las reservas del país determinan que las mismas actúen como “islas continentales”, provocando que las especies endémicas (con distribuciones reducidas y requerimientos específicos) se vuelvan más vulnerables a los disturbios. Por lo tanto, como estrategia de conservación, es importante desarrollar medidas para proteger animales de percepción negativa, como las tarántulas, que se suelen dejar de lado en el diseño de planes de acción de las áreas protegidas. Además resulta relevante generar información que permita optimizar la conservación de los pastizales naturales, áreas valiosas por los numerosos servicios ambientales que brindan y por la fauna y flora que albergan.

Leonela Schwerdt
Lic. en Ciencias Biológicas, becaria del CERZOS (UNS-CONICET)

 

Volver