Junio-julio-agosto 2012

Carlos Zotelo*

Situación actual en Argentina

Durante mayo de 2012 la precipitación fue deficitaria en el noreste del país y en la porción cordillerana patagónica. Por su parte, las anomalías pluviométricas resultaron positivas en el oeste y centro de la Provincia de Buenos Aires con un sesgo superior al 150% (Fig. 1).

En lo que respecta al aspecto térmico, durante el mes de mayo de 2012 se presentaron valores positivos en el centro y norte del país y la franja costera de Patagonia central (Fig. 2).

Fig. 1: Anomalía de Precipitación mayo de 2012

Fig. 2: Anomalía de Temperatura mayo de 2012

En lo referente al componente oceánico, en los niveles sub-superficiales del Pacífico ecuatorial durante el mes de mayo y principios de junio, se observaron dos núcleos cálidos. El primero de ellos situado al oeste de 160ºW y mientras que el otro lo hizo al este de 140°W pero ambos se mantuvieron unidos. Considerando el promedio móvil de 5 días con finalización el 12 de junio, el centro cálido situado al oeste presentó anomalías superiores a +2°C, con una profundidad promedio entre 100 y 200 m. Por su parte el segundo núcleo cálido, mostró anomalías superiores a +3°C, con una profundidad promedio entre superficie y 75 m. Asimismo, por debajo de estos centros cálidos, un núcleo frío situado en las proximidades de 160ºW, muy activo durante los meses previos, se debilitó a lo largo de los últimos 30 días, presentando anomalías inferiores a -1°C.

Condición actual Enos

Los diferentes modelos que presenta el International Research Institute for Climate and Society (IRI) para pronosticar la evolución del fenómeno El Niño/La Niña muestran una tendencia hacia la neutralidad en las anomalías de temperatura de la superficie del mar para la región EN3.4 del Pacífico central durante los próximos meses. Dichas condiciones de neutralidad se mantendrían hasta el trimestre JAS de 2012 con una probabilidad de ocurrencia superior al 52%. Sin embargo, hay una chance del 55% que, a partir del trimestre ASO se ingrese a la fase positiva del evento Niño. Se estima que en caso de presentarse tales condiciones se prolongarían hasta el trimestre DEF (Fig. 3).

Es posible evaluar la posible evolución del sistema por medio del índice SOI (Southern Oscillation Index). Valores sostenidos superiores a +8 son indicadores de eventos La Niña, mientras que sostenidos e inferiores a -8 implican presencia de evento El Niño. Si bien suelen presentarse los promedios de las últimas semanas, en la siguiente figura se muestran la evolución del sistema con promedio móvil de 30 días. Se observa que el evento La Niña ha ido perdiendo intensidad desde fines de abril, mientras que a partir de las últimas semanas de junio se evidencian condiciones de calentamiento significativas en el Pacífico central (Fig. 4).

Fig. 3: Probabilidad de evolución del evento
ENOS actual (modelo IRI)

Fig.4: Índice SOI promedio móvil de 30 días. (Australian Bureau of Meteorology)

Tendencia climática

En lo referente a lluvias, el International Research Institute for Climate and Society (IRI) prevé a través de su modelo multiprobabilístico condiciones de neutralidad para la totalidad del territorio nacional (Fig. 5). Por su parte, el CENPAT pronostica anomalías positivas de precipitación para Córdoba y Santa Fe asignando una probabilidad de al menos un 40% a este evento. A su vez, estima condiciones deficitarias para el norte patagónico, Bahía Blanca y porción costera sur del país con un valor de probabilidad cercano al 50%. Por su parte, el Centro Europeo de Pronóstico a Mediano Plazo (ECMWF) pronostica condiciones levemente más húmedas de lo normal en el noreste argentino con una probabilidad de ocurrencia entre 40-50%. Por último, el CPTEC avisora condiciones de normalidad para prácticamente la totalidad del territorio nacional, a excepción de dos pequeños núcleos con anomalías positivas de precipitación, uno en el norte de Neuquén, sur de Mendoza, y otro en el este de Entre Ríos y zona próxima al Río de la Plata. 

Fig. 5: Estimación de Precipitación para JJA de 2012 (IRI)

Fig.6: Estimación de Temperatura para JJA de 2012 (IRI)

Respecto al aspecto térmico, el IRI pronostica anomalías positivas en el centro y norte del país, principalmente en la región cordillerana, asignando a este evento una probabilidad de al menos un 45% (Fig. 6). El CENPAT, en cambio, prevé condiciones superiores a lo normal para Patagonia continental y un una pequeña porción del sudeste bonaerense con una probabilidad de al menos un 40%. Por su parte, el Centro Europeo estima condiciones cálidas para el sector cordillerano central y norte patagónico con una probabilidad del 60%. Por último, el CPTEC presenta anomalías frías para el centro norte del país, principalmente Formosa, oeste de Chaco, este de Salta, Santiago del Estero, norte de Córdoba y sector cordillerano de San Juan y Mendoza.

Análisis local

Las figuras 7 y 8 presentan las condiciones normales de precipitación y temperatura para la región en base al promedio estadístico 1961-1990 empleando para su confección registros históricos de las estaciones del SMN y aquellas pertenecientes a la antigua red ferroviaria, en ambos casos con previo tratamiento estadístico. 

  • Temperatura: los valores normales para el trimestre oscilan entre 7ºC y 10ºC en el sur de la provincia. Dentro de estos meses, agosto se presenta como el más cálido con temperaturas medias entre 8°C y 12°C (Fig. 7).
  • Precipitación: se presentan valores normales cercanos a los 150 mm aumentando de sudoeste a noreste. Dentro del trimestre, las máximas lluvias acumuladas se registran en agosto, con valores que fluctúan entre 30 mm y 70 mm (Fig. 8).

Fig. 7: Precipitación media histórica

Fig. 8: Temperatura media histórica

Si se analizan las condiciones de disponibilidad de agua comparando la precipitación esperada y la ocurrida en los últimos 90 días, se observa un régimen marcadamente deficitario, principalmente producto de la escasa lluvia registrada desde mediados de mayo a la fecha (Fig. 9).

De igual modo, al realizar un análisis similar considerando un umbral temporal de 30 días se observan los efectos de la escasa precipitación acumulada en el último mes (Fig. 10).

Fig. 9: Análisis de la precipitación comparativa entre esperada y ocurrida para el sudoeste bonaerense últimos 90 días (CPC)

Fig. 10: Análisis de la precipitación comparativa entre esperada y ocurrida para el sudoeste bonaerense últimos 30 días (CPC)

Conclusiones

En base a la información descripta previamente se espera que durante el trimestre JJA, la región sudoeste de la Provincia de Bs As presente

  • Condiciones térmicas normales (Fig. 11).
  • Condiciones de precipitación con leve tendencia a valores inferiores a normales durante la primera mitad del período en cuestión, y normales o superiores a los normales en la segunda (Fig. 12).

Fig. 11: Estimación de Precipitación para JJA de 2012 (SMN)

Fig. 12: Estimación de Precipitación para JJA de 2012 (SMN)

Referencias

ES: estación seca - IN: inferior a lo normal - N-IN: normal a inferior a lo normal - N: normal - N-SN: normal a superior a lo normal - SN: superior a lo normal

* Lic. Carlos Zotelo, Profesional de Apoyo del CONICET, desarrolla tareas en el CERZOS (UNS-CONICET)
Para mayor información ver http://www.cerzos-conicet.gov.ar/index.php?option=com_wrapper&view=wrapper&Itemid=81

 

Volver