Se encuentra disponible el informe SIAT (Sistema de Información y Alerta Temprana del Extremo Sur Bonaerense), con información climatológica importante para el sector productivo del sur de la Provincia de Buenos Aires.

Resumen

  • Situación:
    • Precipitación acumulada en general menor que la histórica. Septiembre y octubre en general por debajo de la media y noviembre por encima. Precipitaciones oportunas para las actividades agropecuarias.
    • En general, buena campaña para los cultivos de invierno. Aparición de enfermedades foliares, como royas en trigo y escaldadura en cebada.
    • Producción de forraje buena, y con posibilidad de confeccionar reservas. Hacienda en buen estado.
    • Eventos de erosión eólica en el mes de noviembre.
  • Pronóstico y recomendaciones:
    • Precipitaciones por debajo de la histórica y temperaturas superiores al promedio.
    • Proteger el suelo con cobertura y reducir las labranzas.
    • Ajustar la carga animal y realizar planificación forrajera.
    • Extremar las precauciones para evitar incendios.

Contenido:

  • Situación meteorológica y pronóstico
  • Situación agropecuaria general y por subregión
  • Recomendaciones para el trimestre

Situación meteorológica

Las precipitaciones fueron dispares y mostraron anomalías levemente por debajo de lo normal en septiembre, las cuales se acentuaron un poco más en el mes de octubre, principalmente en el centro y norte del área de estudio; sin embargo, en noviembre los desvíos fueron positivos en toda la región. En general, los valores acumulados fueron 214 mm en Bordenave, 196 mm en Bahía Blanca, 73 mm en Hilario Ascasubi, y 101 mm en Patagones. Por lo tanto, el trimestre SON, resultó con precipitaciones entre levemente inferiores a la normal, en el sur de la región, y normales a levemente superiores a lo normal hacia el norte de la zona. En cuanto a las temperaturas medias mensuales, septiembre y octubre presentaron condiciones de normalidad y noviembre anomalías superiores a la media.

Precipitación acumulada SON 2020:

Precipitación acumulada SON 20202

Anomalía de precipitación SON 2020:

Anomalía acumulada SON 20202

Anomalía de precipitación 6 meses – 21 de mayo de 2020 – 20 de noviembre de 2020 (estimación satelital CHIRPS):

Anomalía de precipitación 6 meses

Durante el mes de noviembre se observaron eventos de alta intesidad de vientos, al comienzo y al final del mes. Los mismos provocaron erosión en suelos desprotegidos.

Velocidad media diaria del viento (km/h) en noviembre 2020:
Velocidad media diaria del viento (km/h) en noviembre 2020

Velocidad promedio mensual noviembre Estadísticas 2001-2010: Bahía Blanca 23 km/h ~ Viedma 24 km/h.

 

Pronóstico:

Actualmente las condiciones oceánicas y atmosféricas sobre el Pacífico Ecuatorial corresponden a un estado de La Niña ~ Oscilación del Sur. De acuerdo a los modelos de pronóstico, la probabilidad de que continúen las condiciones de La Niña en el trimestre diciembre-enero-febrero es de un 99%.

Estado y evolución. El Niño-Oscilación del Sur (ENOS). Anomalía de la temperatura de la superficie del mar (mensual):

El niño - Oscilación del Sur

El estudio de diversos modelos de predicción climática resultan en un pronóstico de temperatura media para el trimestre diciembre-enero-febrero con mayor probabilidad de ocurrencia en la categoría superior a la normal (45-50%), y la precipitación con mayor probabilidad de ocurrencia de la categoría inferior a la normal (45-50%). El rango normal de precipitación para el trimestre corresponde a 170-275 mm para Bordenave, 160-240 mm para Bahía Blanca, 90-175 mm para Hilario Ascasubi y 60-123 mm para Patagones.

pronóstico de precipitación

pronóstico de temperatura

 

Fenómeno La Niña en el SOBA

En general, teniendo en cuenta el comportamiento medio de los eventos “La Niña” de los últimos 20 años (clima actual), la zona se vio afectada por veranos más secos y más cálidos.

En la composición para el trimestre diciembre-enero-febrero de anomalías de precipitación para todos los casos del evento La Niña desde 1961 al 2017, se observa que en la región van de levemente superiores a la normal (en el sur) a inferiores hacia el norte.

fenómeno La Niña en el SOBA

Tomando la composición para los caso de las Niñas entre 2001 y 2019, los desvíos resultan normales en el sur e inferiores a la media en el norte.

fenómeno La Niña ...

Si se considera la composición de los casos de eventos La Niña análogos (similares al evento actual), también se observa la misma configuración que en el anterior.

En cuanto a la composición para el trimestre diciembre-enero-febrero de anomalías de temperatura media para todos los casos de eventos La Niña durante el período 1961-2017, los apartamientos del promedio son inferiores a la normal en el sudoeste de la región de interés y normales en el resto de la zona; en la composición realizada para los casos de eventos La Niña entre el 2001 y el 2019, las anomalías muestran ser positivas en toda el área, incrementándose hacia el norte; y focalizando para los casos La Niña análogos, las temperaturas medias van de normales en el sur a superiores a la media en el norte.

Acceda al pronóstico trimestral del SMN

Acceso al Sistema de Alertas Tempranas del SMN (SAT)

Contactar sobre este tema:

Hernán Veiga, Natalia Bonel. Servicio Meteorológico Nacional

Acceda a la red de Estaciones Meteorológicas del SIAT

 

 

Situación agropecuaria general y por subregión

Ganadería

En general, la condición corporal de los rodeos es buena a muy buena, producto de la acumulación de forraje del invierno y del crecimiento de primavera. Los animales entraron al servicio en buen estado.

Recursos forrajeros

Verdeos de invierno: buena producción en toda la zona. Confección de reservas.

Pasturas: buen crecimiento e implantación de pasturas de invierno, pasturas de verano sembradas en el norte

Campos naturales en general con buena oferta forrajera.

A nivel general hay volumen aún disponible pero disminuye la calidad del forraje.

Agricultura

Escasas siembras de cultivos de verano por la demora en las precipitaciones de primavera. Se observó erosión eólica en lotes arados sin cobertura.

Los cultivos de invierno (trigo y cebada) muestran buen desarrollo, ya próximos a la cosecha. Los rendimientos esperados oscilan entre los valores medios de cada región y superiores a la media. La irregularidad de las precipitaciones acompaña la diversidad de productividades. En general se adelantaron los cereales de invierno en la región. Hubo ataques de roya generalizados.

Situación Puan y adyacentes

Situación Villarino

Situación Patagones

Situación VBRC

Riesgo de erosión

El riesgo de erosión eólica aumenta hacia el sur. Se estiman pérdidas potenciales equivalentes a 2 cm de suelo para Patagones, (Considerando una Densidad aparente de 1,25 t/m3) mientras que para el resto de los partidos las pérdidas no superarían los 0,15 cm. Respecto al trimestre anterior y dadas las perspectivas climáticas, se espera un aumento en el riesgo de erosión para Puan y Patagones en un 77% y 107% respectivamente, mientras que el partido de Villarino presenta respecto al trimestre pasado un 24% menos de riesgo erosivo.

Según la clasificación de FAO, los partidos del sudoeste bonaerense presentan:

  • Riesgo de erosión alto : Patagones
  • Riesgo de erosión moderado: Bahía Blanca y Villarino
  • Riesgo de erosión bajo: Puan

Pronóstico basado en modelos predictivos para el sudoeste bonaerense.

 

Para tener en cuenta:

Los suelos deberían contar con una cobertura con no menos del 30%*. En el Partido de Patagones debería ser superior al 40% para resistir la agresividad del viento.

 

Riesgo de incendios

Se observa una importante acumulación del material fino combustible (pastizales y arbustales bajos y abiertos). En los cordones de médanos y áreas lindantes al meridiano Quinto, existe un volumen significativo de vegetación, de material fino muerto y vegetación anual en condiciones para el posible inicio de incendios y su propagación. El aumento de la temperatura acelerará el secado de los pastizales.

 

Recomendaciones para el trimestre

Ambientales

El pronóstico de temperaturas mayores a la histórica y precipitaciones menores sugiere varios riesgos:

  • Incendio: favorecido por acumulación de combustible durante la primavera. Mantener los cortafuegos limpios, cuidar la limpieza y funcionamiento de la maquinaria especialmente durante la cosecha y mantener preparados los elementos para control de focos de incendio.
  • Erosión: las tormentas de verano suelen ser torrenciales favoreciendo el planchado, la voladura y la erosión hídrica. Cuidar la cobertura del suelo, reducir labranzas y evitar el sobrepastoreo.

Ganadería

Manejo general

  • No incrementar la carga animal, con el fin de mantener y/o recomponer las reservas forrajeras en pie y la cobertura vegetal del suelo
  • Monitorear la condición corporal del rodeo durante el servicio (verano)
  • Prestar especial atención a aquellos vientres cola de parición y a las vaquillonas de 1ra parición (considerando técnicas como destete temporario o precoz)
  • Asegurar una correcta nutrición de la vaca de cría, con terneros al pie, evitando restricciones de cantidad y calidad de forraje

Recursos forrajeros

  • Comenzar la planificación de lotes a sembrar con verdeos de invierno y pasturas perennes como pasto llorón o mijo perenne (febrero) y agropiro – alfalfa (otoño)
  • Controlar malezas de hoja ancha (principalmente flor amarilla) en enero-febrero en aquellos lotes que poseen banco de semillas de vicia para resiembra natural

Manejo sanitario

  • Controlar posibles diarreas en terneros
  • Aplicación de vacuna triple (clostridial) en categorías bovinas menores a 2 años
  • Controlar la incidencia de parásitos en ovinos (corderos y borregas de reposición)

Manejo reproductivo

  • Realizar seguimiento del servicio
  • Controlar el correcto funcionamiento de los toros

Agricultura

  • Realizar análisis de semillas y de suelo en aquellos lotes que se destinarán a siembra de verdeos de invierno, pasturas y cultivos en 2021
  • Monitorear la posible evolución e impacto productivo del bicho torito durante el verano, cuya descendencia (gusano blanco) suele generar daños en verdeos de invierno y cultivos destinados a cosecha
  • Utilizar insecticidas curasemillas (imidacloprid, tiametoxam, etc.) en verdeos, pasturas y cultivos, los cuales permiten prevenir el posible impacto negativo de plagas como pulgones, gusano blanco y hormigas cortadoras
  • Para cultivos de invierno (trigo y cebada) seleccionar lotes con suelos profundos (mayor de 60 cm a la tosca), en lo posible sin problemas graves de malezas (gramíneas).
  • Detectar posibles compactaciones del suelo, superficiales o subsuperficiales, para realizar su control previo a la siembra de cualquier cultivo.
  • Si se piensa fertilizar cultivos forrajeros realizar análisis del suelo (nitrógeno y fósforo) para detectar posibles limitantes. Recordar que, a diferencia del nitrógeno, el fósforo se aplica a la siembra y no después.

Acceda a la web del SIAT

Informe Elaborado el 03/12/2020</h3

Volver